Ir a contenido
Barra de Anuncios
Beneficios de entrenar con discos de pesas - Fitness Tech

Beneficios de entrenar con discos de pesas

Si has estado alguna vez en el gimnasio, o si sueles ir a entrenar varias veces a la semana, es muy probable que hayas visto que muchas personas entrenan usando discos de pesas como parte de su rutina. Son una herramienta muy poderosa y muy versátil para trabajar distintos grupos musculares.

Sin embargo, para aquellas personas que tienen poca experiencia en el gimnasio, lo habitual es que realicen sus ejercicios en las máquinas y no utilicen los discos. Salvo cuando tienen que utilizarlos para aumentar el peso de la barra de una máquina, como la máquina Smith o la prensa para trabajar la fuerza y la resistencia de las piernas. 

Sin embargo, existen muchas áreas musculares que sólo se pueden ejercitar utilizando los discos. Por ello, tienen una importancia crucial para lograr un entrenamiento completo y totalmente libre de las restricciones y de los límites que establece el uso de máquinas. Por ello, en este artículo, te vamos a explicar las ventajas y los beneficios que tiene el entrenamiento de fuerza con el uso de discos de pesas. 

Principales ventajas del entrenamiento de fuerza con discos

Como hemos dicho anteriormente, aquellas personas que se están iniciando en el gimnasio para estar en una mejor condición física, suelen utilizar más las máquinas que los discos de pesas. Pero, como hemos dicho, los discos de pesas tienen grandes ventajas que merece la pena aprovechar en tu entrenamiento. Ya que sirven para trabajar distintos grupos musculares. 

Los discos permiten un movimiento libre y natural

El peso libre del entrenamiento de fuerza con discos tiene grandes ventajas frente al uso de las máquinas. Aunque no queremos desmerecer el uso de las máquinas, lo cierto es que estas limitan el movimiento del deportista que las usa, al igual que sucede con el uso de las mancuernas para entrenar. Sin embargo, al realizar ejercicios de peso libre con discos, el movimiento es mucho más natural. 

Los discos permiten una gran variedad de usos

Como hemos comentado anteriormente, los discos de pesas son una herramienta potente, útil y, por supuesto, muy versátil. Esto se debe a que podemos utilizarlos de distintas maneras. Por ejemplo, los podemos utilizar como si fueran mancuernas, o los podemos arrastrar o colgarlos de nuestro cuerpo para arrastrar su peso e incluso podemos utilizarlos como punto de apoyo.

Los discos de pesas son un peso muerto

Además, los discos son un peso muerto en sí mismos, por lo que, al hacer ejercicios de fuerza con ellos, no tendremos la ayuda de la polea de las máquinas. Esto nos obliga a realizar esfuerzos mayores para poder levantarlos. 

Puedes adaptar el peso de los discos a tu forma física

Otra de las principales ventajas del entrenamiento de discos de pesas es que permite adaptar el peso dependiendo de cuál sea tu forma física. Por ello, te puedes permitir empezar con uno o varios discos menos pesados e ir incrementando su peso conforme pasen las semanas o los meses y vaya mejorando tu condición física. 

Beneficios del entrenamiento de fuerza usando discos de pesas

Ahora que conoces las ventajas de entrenar utilizando discos de pesas, vamos a mostrarte los distintos beneficios que puedes obtener de su uso. Algunos de estos beneficios del entrenamiento de fuerza son evidentes. Sin embargo, existen otros que no lo son tanto y que, por ello, solemos pasarlos por alto con mucha facilidad. Y no por ser menos evidentes son menos importantes. 

Entrenar con discos de pesas aumenta la fuerza y la resistencia física

Es evidente que el incremento de fuerza y de resistencia física es uno de los beneficios del entrenamiento de fuerza. De hecho, normalmente es una de las razones principales de las personas para acudir al gimnasio. 

Pero la fuerza y la resistencia no son lo mismo. Así pues, la fuerza es la cantidad máxima de peso que puedes desplazar con un sólo movimiento, mientras que la resistencia muscular es la capacidad que tienen tus músculos para soportar un movimiento durante un periodo de tiempo prolongado.

Así, para mejorar la fuerza, debes utilizar pesos muy grandes y levantarlos con pocas repeticiones y descansar durante periodos largos de tiempo. En cambio, para mejorar la resistencia, es necesario utilizar pesos más ligeros y hacer muchas series de repeticiones con poco tiempo de descanso entre ellas. Estos ejercicios son perfectos para mantener el tono de los músculos y evitar perder masa muscular con la edad.

El entrenamiento con discos de pesas acelera el metabolismo

Al igual que sucede cuando realizamos cualquier tipo de actividad física, existen muchos beneficios del entrenamiento de fuerza con discos de pesas. Entre ellos, hay que destacar que, gracias a su uso, se eleva el gasto energético del cuerpo, además de proporcionar un notable crecimiento muscular, que elevará todavía más el gasto de energía para mantener el tono muscular. 

Por ello, el hecho de entrenar con estos discos, permite minimizar la pérdida de tono muscular y quemar una gran cantidad de grasas. Ya que el cuerpo tiende a mantener aquello que más se está utilizando. 

Dicho con otras palabras: si utilizas los músculos a menudo, el cuerpo gastará más energía en mantenerlos y entenderá que no necesita la grasa. Por ello, cuanto mayor es el nivel de masa muscular en comparación con la grasa corporal, más rápido será el metabolismo y más energía necesitará. 

Aumento de la densidad de los huesos

Según los expertos, a partir de los 40 años, la masa ósea de una persona disminuye 1% cada año que pasa. Por ello, conforme avanza la edad, el riesgo de padecer osteoporosis aumenta. Esta es una enfermedad grave de los huesos que hace que estos sean mucho más finos y frágiles de lo normal. Por ello, el peligro de sufrir una fractura en los huesos se va incrementando conforme pasa el tiempo y nos hacemos viejos. 

Sin embargo, está demostrado que, entre los beneficios del entrenamiento de fuerza, se encuentra la ralentización de la pérdida de masa ósea, así como la regeneración de los huesos. Este efecto regenerativo lo produce el propio entrenamiento, al incidir sobre los huesos gracias a las tensiones musculares. Por ello, entrenar con discos de pesas ayuda a aumentar la densidad ósea. 

Otros beneficios del entrenamiento de fuerza con discos de pesas

Existen muchos otros beneficios del entrenamiento de fuerza utilizando discos de pesas, pero, vamos a nombrar sólo un par de ellos más. Entre estos, se encuentran los beneficios que este esfuerzo hace en tu mente. Ya que esta se fortalece, mejorando la actividad cerebral y el estado de ánimo. 

Por último, este entrenamiento es capaz de mejorar la calidad del sueño para poder dormir mejor durante las 8 horas de sueño diario que recomienda la OMS. La falta de sueño y la mala salud cerebral van de la mano, por lo que, si no duermes lo suficiente o tu sueño no es de calidad, es más frecuente que sufras estrés o ansiedad. En cambio, si, gracias al entrenamiento de fuerza, puedes tener un sueño de calidad, reduciendo todos los signos negativos, y aumentando la actividad cerebral.
Artículo anterior Consejos y precauciones del uso de la máquina Smith de forma segura
Artículo siguiente ¿Es bueno hacer deporte en ayunas?

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos

Comparar productos

{"one"=>"Seleccione 2 o 3 artículos para comparar", "other"=>"{{ count }} de 3 artículos seleccionados"}

Seleccione el primer artículo para comparar

Seleccione el segundo artículo para comparar

Seleccione el tercer elemento para comparar

Comparar